Conoce más sobre QUIEBRA DE PERSONAS

La liquidación voluntaria o mejor conocida como quiebra para personas, es un procedimiento de carácter judicial que tiene por objeto que un deudor pague sus deudas a través de la venta de sus bienes. Al declararse en quiebra, el deudor queda limpio de todas sus deudas, reintegrándose a la vida económica

 

La Ley 20.720 permite que toda persona natural, denominada para estos efectos Persona Deudora, pueda someterse a dos procedimientos el Procedimiento Concursal de Renegociación y el Procedimiento Concursal de Liquidación.

El primero Procedimiento Concursal de Renegociación, es un procedimiento administrativo, facilitado por la Superintendencia de Insolvencia y reemprendimiento, que tiene por objeto la renegociación de las obligaciones de la Persona Deudora o en su defecto, la ejecución de sus bienes para el pago de estas obligaciones (deudas).

Los requisitos para someterse a este procedimiento son:

  • Tener 2 o más obligaciones vencidas, por más de 90 días corridos, actualmente exigibles, que provengan de obligaciones distintas y que en total sumen más de 80 U.F.
  • No haber sido notificado de una demanda de Liquidación Forzosa o de cualquier otro juicio ejecutivo iniciado en su contra.

Por su parte, el Procedimiento Concursal de Liquidación, es un proceso judicial que consiste en la liquidación rápida y eficiente de los bienes de la Persona Deudora, con el objeto de propender al pago de sus acreedores.

Este proceso puede iniciarse voluntariamente por la Persona Deudora ante el tribunal competente, con la presentación de una solicitud, o bien por medio de una demanda de liquidación forzosa presentada por un acreedor ante el tribunal competente.

Si necesitas más información contáctanos y juntos resolveremos todas tus inquietudes y buscaremos la alternativa más idónea para ti.

 

 

 



Estamos en línea!